Una oca en mi café – NUEVO PROYECTO

La verdad es que no quería hacer spam por el blog, así que estaba esperando a tener algo de contenido para poder hacer una entrada como Feynman manda. Algo realmente informativo y completo. Pero empecemos por donde toca:

¿Qué son las matemáticas?

Parece que el sistema no nos prepara responder a esto. No son lo que se enseña en primaria, no son lo que se enseña en secundaria, y desde luego, no son lo que se pregunta en selectividad. Entendámonos, evidentemente que todo esto son matemáticas, pero no es representativo de lo que “La Matemática” significa.

Las matemáticas han sido un eje central en el desarrollo de la humanidad, han estado imbricadas no solo con cada rama de la ciencia, sino con el entendimiento de muchos otros campos. Incluso, si nos ponemos místicos, las matemáticas son tan fascinantes que incluso han guardado numerosas veces a lo largo de la historia una conexión con la espiritualidad; desde Pitágoras hasta Ramanujan.

¿Dónde está el problema?

Sin embargo, todo este aparente brillo no lucía así de espectacular cuando las estudiábamos en secundaria. Por algún motivo el sistema educativo se centra en enseñarnos sus ramas más arcaicas. Siempre enfocándolas como una herramienta y nada más. Es importante saber sumar, y multiplicar, incluso resolver una derivada por mucho que a algunos les sorprenda, pero ¿Dónde está todo lo demás? ¿Quién ha oído hablar de fractales en el instituto? De esas extrañas representaciones geométricas que se repiten una y otra vez cuanto más te acercas a ellas y que guardan relación con la anatomía humana, con la costa de un país o con la forma de una nube. ¿Y la teoría del caos? Las implicaciones de esta en el mundo que nos rodea son indiscutibles, desde la economía hasta el clima y, sin embargo, como mucho habremos escuchado hablar sobre la mariposa que bate las alas en Hong Kong.

Y quien dice esto dice teoría de juegos, teoría de grafos, topología, disciplinas de las matemáticas que no solo ayudarían a entender el mundo en el que vivimos, sino que son bellas en sí mismas. Entender los rudimentos de cualquiera de ellas es como adentrarse en un cuento de fantasía, conociendo nuevas e increíbles bestias, es tan elegante, tan armonioso. Es poesía con valor propio.

Nuestro granito de arena.

Esto es lo que queremos transmitir con las charlas de “Una Oca en mi Café”, y así lo expusimos en el precongreso del III Congreso de Pensamiento Crítico y Divulgación Científica. Mostrar de una forma accesible la belleza de las matemáticas, sus ramas y su importancia en todo lo que nos rodea, natural o artificial. El proyecto ha arrancado hace muy poco, pero se plantea seguir una periodicidad mensual, con el clásico formato de “ciencia en bares”. Este proyecto lo estoy llevando yo, Ignacio Crespo, médico y divulgador, junto con Roberto Giménez Conejero, matemático. Consta de Facebook, Twitter, y un canal de YouTube e iVoox a los que iremos subiendo las charlas para que puedan ser usadas como material docente por quien lo considere oportuno. De hecho, gracias a esto ya hemos conseguido llegar a 230 personas más de las que asistieron a la primera charla. Sin embargo, las charlas no están necesariamente orientadas a adolescentes, esperamos encontrar un formato que se adapte bien a todos los públicos; pues si ya se hace poca divulgación de matemáticas, es importante no limitarla aún más. La página web donde unificaremos todas nuestras redes está en construcción.

¿Qué es eso de una Oca?

Sin embargo, tal vez la pregunta que más hemos escuchado hasta la fecha es la de ¿De dónde viene eso de la oca? Así que, por si a alguien le interesa, el genial Pedro Daniel Pajares, amigo, divulgador y matemático, ha ido expresamente (bueno, vive cerca) al lugar de Ucrania donde todo empezó y nos lo cuenta en uno de los vídeos de nuestro canal. Que, por cierto, os recomiendo muchísimo seguir a @Pedrodanielpg

Nuestra primera charla

Pero bueno, no todo es futurible, hay un presente bien anclado; ya hemos hecho algo, nuestra primera charla: Nadie es perfecto, las matemáticas sí. Impartida por el gran Santi García Cremades. Este primer evento fue un éxito rotundo, dicho con otras palabras, petamos el bar, la gente de pie y agolpándose en la puerta. De hecho, tenemos la charla en YouTube y en iVoox, por si os apetece echarle un ojo (que de hecho, debéis).

¿Y sabéis qué? Ya llega la segunda edición, este 22 de marzo, a las 20:00 en el Liverpool de Russafa, y lo vamos a volver a petar con el título De cerebros y mates que dará Roberto Giménez. Os dejo el evento de Facebook aquí.

 

Bueno, no me queda mucho más que decir. Únicamente que esperamos que, si en lugar de enseñan los engranajes más antiguos de las matemáticas, te dejan echar un vistazo a la máquina de precisión de la que forman parte, muchos estudiantes podrían llegar a entender de verdad a lo que se están enfrentando cuando las estudian.

Entenderlas de verdad es el primer paso para despertar vocaciones que, de otro modo, podían haber quedado dormidas hasta ser demasiado tarde. Y tal vez, solo tal vez, ese anumerismo del que nos quejamos tanto los científicos empiece a hacerse cada vez más infrecuente.

 

 

Enlaces:

Dejar una contestacion

You have to agree to the comment policy.